Sin duda alguna, la productividad y la rentabilidad son parte fundamental de los objetivos de crecimiento económico para los productores latinoamericanos. Ambas variables son indispensables para pensar en las cadenas de valor que repercuten en sus finanzas. 

De acuerdo con la Organización de Naciones para la Alimentación y la Agricultura – FAO-, “una buena práctica agrícola debe ser: atractiva económicamente, ambientalmente segura, factible en la práctica y socialmente aceptable, para asegurar una elevada productividad[1].

Actualmente, una de las condiciones que mayor afectación tiene sobre la productividad es la acidez del suelo, la cual genera pérdida de nutrientes esenciales, como el Potasio (K), Calcio (Ca) y Fósforo (P). Por lo tanto, vemos en la fertilización balanceada el proceso de reintegrar macronutrientes al suelo, apuntando a que los cultivos puedan crecer con altos índices nutricionales y de esta manera, puedan impactar positivamente la calidad de los alimentos y el desarrollo humano.

Las herramientas de precisión nutricionales hacen parte de lo que hoy conocemos como Digital Farming o “Agricultura Digital”, mediante la cual los agricultores pueden reconocer que la variedad de los suelos y las condiciones ambientales también se vean reflejadas en los procesos fisiológicos de las plantas y en la comercialización de su cosecha. En este sentido, los Productores Para El Futuro pueden aprovechar mejor estas herramientas, si manejan primero la estrategia de aplicación de las 4Rs (o 4Cs en Español):

imagedrbdp.png

Por lo anterior, los procesos de fertilización y riego dentro de los cultivos deben ser pensados desde el análisis y la medición de distintas variables, ya que conocer las deficiencias de nutrientes en el suelo y el cultivo ofrece a los productores la oportunidad de ajustar la aplicación de Nitrógeno, desde la eficiencia, el óptimo económico y el control de costos. A continuación, algunos ejemplos de los niveles en los que se puede hacer medición nutricional:

niveles de medicion.png

En Yara acompañamos a los productores en el desarrollo de programas de fertilización más eficientes, con soluciones basadas en nitratos, a través de las cuales potencializan al máximo la rentabilidad de sus cultivos. Estas soluciones incluyen, desde luego, herramientas de soporte para la toma de decisiones nutricionales, tales como:

atfarm.png

Todas estas herramientas ayudan a analizar la cantidad y la clase de productos que se deben aplicar en cada momento del cultivo, de acuerdo a las metas de los Productores Para El Futuro, para así lograr que cumplan sus objetivos, mientras usan de forma responsable los recursos naturales.

El desarrollo y la implementación de nuevas tecnologías permiten que la agricultura de precisión sea una realidad. Día a día trabajamos en Yara para que la fertilización, a través de soluciones basadas en nitratos, mejore la eficiencia de los cultivos, aumenten la rentabilidad de nuestros clientes y mejoren la nutrición humana.

 

[1] “Los Fertilizantes y su uso” http://www.fao.org/3/a-x4781s.pdf

 

Artículos que podrían interesarte...

¿Cómo asegurar la rentabilidad de tu cultivo a corto y largo plazo?